Saltar al contenido

Hábitat de los conejos

Conejo en ambiente natural

Aunque originalmente de Europa y África, los conejos ahora se encuentran en todo el mundo. Ocupan la mayor parte de las masas terrestres del mundo, excepto el sur de Sudamérica, las Indias Occidentales, Madagascar y la mayoría de las islas al sureste de Asia, según ADW. Aunque originalmente estaban ausentes de América del Sur, Australia, Nueva Zelanda, Java, los conejos se han introducido en estos lugares durante los últimos siglos.

El hábitat natural de los conejos son aquellas áreas extensas que presentan matorrales muy abundantes. Y es que, en estos lugares, los conejos construyen sus propios hogares haciendo túneles en el suelo. Estos túneles se les suele llamar madrigueras e incluyen habitaciones para anidar y dormir.

Estas madrigueras suelen ser unos agujeros o túneles algo oscuros y calientes, construidos con hojas, ramas y otros restos de plantas y tienen múltiples entradas para escapar rápidamente. Las madrigueras pueden tener una profundidad de hasta 9,84 pies (3 metros) bajo tierra, según la Fundación para el Medio Ambiente de los Jóvenes.

Un poco más de la mitad de la población mundial de conejos se les puede encontrar en América del Norte. Siendo también originarios del suroeste de Europa, el sudeste de Asia, Sumatra, algunas islas de Japón y en partes de África y América del Sur. No se les suele encontrar de forma natural en la mayor parte de Eurasia, donde están habitadas muchas especies de liebres. Los conejos se encuentran en todos los continentes excepto en la fría Antártida, más que todo por el clima extremo que impera ahí. Estos entraron por primera vez en América del Sur hace relativamente un tiempo bastante corto, como parte del Gran Intercambio Americano

En cuanto al clima, los conejos prefieren los lugares secos y cálidos, y sobre todo aquellas zonas con suelos arenosos.

Ahora, al referirnos al hábitat doméstico de los conejos, estos animales prefieren un lugar con temperaturas cálidas, poco ruido y sin muchas personas o animales a su lado(son un poco temerosos). Los conejos domésticos necesitan un ambiente bastante cómodo para protegerse contra el agotamiento por calor o la hipotermia; En cambio los conejos salvajes no suelen tener este tipo problemas y viven en diferentes temperaturas extremas. Estos se encuentran en bosques, prados, praderas, desiertos, tundra y humedales

Adicionalmente, aunque a los conejos les gusta la claridad, no debes exponerlos directamente a los rayos del sol (sobre todo en épocas calurosas), ya que esto podría afectar su salud.

Descubre mas información acerca de: