Saltar al contenido

Convulsiones (epilepsia) en conejos

Los conejos son animales muy delicados que, al igual que otros seres vivos, también pueden sufrir de convulsiones. Estos episodios pueden resultar muy tristes y aterradores, especialmente para personas que no han presenciado estos momentos.

¿Qué hacer en caso de que suceda?

Si cuentas con una granja o conejos en casa y deseas informarte al respecto, es importante que sepas que en estos casos debes mantener la calma, sostener muy bien el animal de las patas y orejas de forma que este se mantenga firme, pero no lo hagas con mucha fuerza.

Estos ataques suelen durar alrededor de un minuto, en caso de que esta convulsión se alargue lo mejor es acudir a un veterinario lo más pronto posible para que revise y trate el animal.

En la mayoría de las ocasiones saldrá del ataque en menos de 60 segundos, durante este tiempo procura hablar en voz baja para no asustar más al animal. Trata de consolarlo cuando notes que está saliendo de este ataque.

Es importante que anotes en el calendario la fecha de la convulsión, y si posteriormente se repite esto es mejor que lo lleves a un veterinario.

¿Cómo prevenirlas?

La prevención de las convulsiones en conejos en algunas ocasiones resulta difícil, ya que estas llegan de forma inesperada y sus causas son desconocidas. Lo mejor es que en caso de que tu animal sufra de alguna visites el veterinario rápidamente.

Él te indicará si necesita de medicación y algunos cuidados a realizar, durante y después del ataque epiléptico.

Diagnóstico

Una vez lleves al animal a su veterinario, este te recomendará realizar una serie de pruebas con las cuales conoce las posibles causas de estos ataques y de este modo recomendar algún tratamiento.

Entre las principales pruebas están las culturas de oído, tomografías, radiografías y pruebas sanguíneas. Sin embargo, no existe una prueba que indique de manera exacta cuál fue la causa de la convulsión.