Saltar al contenido

Enfermedades genéticas de los conejos

Al momento de querer tener nuevos conejos es importante que conozcas muy bien los progenitores, ya que éstos pueden heredar a las nuevas crías alguna enfermedad genética, aunque en la mayoría de los casos esto es imposible de evitar.

Entre las patologías más conocidas que se pueden heredar están: la maloclusión, el glaucoma y la ataxia, que también se conoce como spray leg. Conoce más sobre ellas.

Indice del articulo

Maloclusión

Esta enfermedad afecta los dientes molares incisivos y premolares de los conejos, esto genera mucho malestar en los pequeños animales y les dificulta alimentarse de forma correcta.

En caso de que tu conejo presente esta enfermedad puede causar úlceras, anorexia por no comer bien, mucha salivación, su piel muy estirada, orejas caídas, halitosis, entre otras.

Una de las mejores recomendaciones para prevenir esto en los conejos es darle alimentos que permitan desgastar sus dientes e incluso juguetes para roedores que desgasten su dentadura.

Glaucoma

Esta es una enfermedad ocular en los conejos que causa la muerte progresiva de la retina. La forma de notar esta enfermedad en el animal es cuando notes que tengan conjuntivitis y ceguera repentina.

Si captas estos síntomas en tus orejones, lo ideal es que visites a un oftalmólogo veterinario y que éste se encargue de realizar un análisis profundo.

Para tratar esta enfermedad siempre se recomienda colocarle colirios en los ojos al animal, en casos más extremos se puede realizar una operación.

Para prevenir que esta enfermedad se transmita a futuros animalitos es importante tener un historial de los conejos y realizar evaluaciones frecuentes.

Ataxia

Esta enfermedad causa malformaciones en las patas de los conejos, manteniendo las extremidades del animal lateralmente, lo que impide que este las pueda doblar y pierda el equilibrio.

Es una enfermedad degenerativa progresiva y no existe un tratamiento específico para esta patología, las radiografías son la única opción para ayudar al animal a poner las patas correctamente y hacer una vida normal.

En cualquiera de los casos es importante tener un historial de estos animales, de esta forma se puede evaluar y evitar que futuras crías padezcan de estas enfermedades genéticas.