Saltar al contenido

Conejo Gigante de Flandes

Conejo Gigante de Flandes

Origen / Historia del conejo gigante de flandes

Al inicio el conejo gigante de Flandes fue criado por su carne y piel, sin embargo su carácter manso y dócil lo hicieron perfecto como animal de compañía. El origen de estos conejos data del siglo XVI, considerándoseles una de las razas más antiguas. La procedencia de esta especie se ubica en la ciudad de Gante, en Bélgica, pero no es hasta 1890 cuando la raza se expande hacia Inglaterra y el resto del mundo, de ahí que algunos autores señalen su aparición en el siglo XIX.

Si deseas tener uno de estos animales en casa, lo ideal es que cuentes con un espacio al aire libre. A todo tipo de mascota es importante proporcionarle un lugar adecuado y en este caso debe ser por lo menos de un metro cuadrado.

A pesar de lo anterior, esta raza no suele correr ni saltar, prefiere pasar el día recostado y sus movimientos suelen ser cortos. Por lo general solo se mueve para explorar o comer.

Sin embargo, aunque aparenta ser un animal holgazán debes prestar mucha atención en él, pues debido a su peso y gran tamaño suele sufrir lesiones articulares y fractura en patas.

Lo ideal es llevarlo a consulta con un veterinario se especialice en razas exóticas. Esto te permitirá cuidarlo adecuadamente, ya que por ejemplo el exceso de peso en esta excepcional raza puede provocar lesiones en la espina dorsal y otros problemas que disminuyen su calidad de vida.

Así que ya sea que tengas en casa una de estas mascotas o estés tomando la decisión de adquirir una, sigue leyendo para conocer en detalle de estos y otros datos. Te será útil conocer las características y cuidados que exige la raza.

Características de la raza

Al ser de las razas más grandes que se conocen, puede llegar a medir un metro (lo mismo que un perro labrador) y llegar a pesar unos 18 kilogramos (casi 40 libras). Por su puesto, existe una diferencia entre machos y hembras, siendo los machos de mayores proporciones.

Por otra parte, a pesar de su aspecto, resulta ser una raza introvertida y tranquila, por lo que se puede criar junto a otras mascotas dóciles.

Su cabeza es grande y ancha, presenta una papada pronunciada y orejas alargadas en forma de V. Su cuerpo es de forma rectangular, lomo arqueado y cola redonda.

Sus ojos son oscuros, mientras que el pelaje es denso y de longitud media. Lo puedes encontrar en color negro, beige, azul, marrón, gris oscuro y gris claro.

¿Cómo cuidarlos?

Pueden llegar a tener de 6 a 10 crías, por lo que se recomienda esterilizarlos. Su media de vida va de 6 a 8 años, pero con una buena alimentación, desparasitación y sus vacunas al día, puedes tener en él un compañero por muchos más años.

En cuanto a su dieta, ofrécele comida variada. Si bien esta raza debe ingerir mayores dosis de heno, fruta y vegetales, que conejos más pequeños, tienes que vigilar que no llegue a la obesidad, porque es la principal causa de problemas articulares y cardiovasculares.

Usos del gigante flamenco

Esta raza de conejos gigantes todavía son apreciados por su carne y por su piel, sin embargo también se crían a menudo como animales de compañía. Se les conoce como los «Gigantes Gentiles» del mundo de los conejos y se les considera como mascotas maravillosas. Tratándolos de la mejor manera, son muy dóciles y gentiles incluso con niños pequeños. Mucha gente también cría gigantes flamencos para mostrar. Debido a su gran tamaño, estos conejos necesitan un espacio bastante grande con en el que deambular a diferencia de otras razas de conejos, pero se les puede entrenar en cajas de arena, también se les permite vagar en los interiores.

Comportamiento del conejo gigante de Flandes

Muchos han descrito al gigante flamenco como un gigante apacible. Como raza, tienden a ser tranquilos, dóciles y afables. Por supuesto, las personalidades individuales pueden variar. Además, los antecedentes de su conejo pueden influir en la forma en que interactúa con usted y su familia. En general, aunque el gigante flamenco es una excelente mascota familiar.El gigante flamenco es una mascota inteligente. Como la mayoría de los conejos, puedes entrenarlos para que usen una caja de arena . También son capaces de aprender trucos. Además, su tamaño les permite vivir de forma segura con otros animales de compañía, y muchos disfrutan haciéndolo.

Alimentación del conejo gigante de Flandes

Como todos los conejos, el gigante flamenco debe comer una dieta que consista principalmente en heno fresco y hierba . Muchos expertos recomiendan los siguientes parámetros dietéticos:

  • Tu conejo debe comer su peso en pasto todos los días.
  • Alternativamente, el heno debe constituir un mínimo del 70% de la dieta de su conejo.
  • Los gránulos de 18% de proteína no deben representar más de un tercio de la dieta diaria de su conejo.
  • Mantenga las golosinas al 10% de la dieta de su conejo o menos

Además, asegúrese de que su gigante flamenco tenga acceso a mucha agua dulce en todo momento. Todos los conejos son sensibles al calor, pero el tamaño del gigante flamenco significa que lo son aún más. Tener mucha agua disponible puede ayudar.

Conejo Gigante de Flandes

Manipulación de conejos gigantes flamencos

¡Los conejos gigantes requieren un manejo especial !

En general, los conejos, incluso los conejos gigantes, pueden ser delicados. Sus huesos pueden romperse fácil e inesperadamente. Además, los conejitos nerviosos pueden lesionarse tratando de escapar de lo que perciben como un peligro.

Podría pensar que debido a su tamaño, los conejos gigantes son menos delicados que los conejos más pequeños. Eso no es necesariamente así. Sus espinas, en particular, pueden ser propensas a fracturas, al igual que sus patas traseras. Su tamaño y peso también pueden hacer que su manejo sea incómodo.

Ve información acerca de: